Nuestro amigo el Tipp-Ex

Cuando íbamos a la EGB nos tenían prohibido el Tipp-Ex. Era algo nuevo, olía a rayos, ralentizaba el ritmo de escritura y, además, no salía bien en las fotocopias. Los correctores, actualmente, han avanzado una barbaridad, como los tiempos, y en algunos colegios ya son de uso cotidiano por parte de los alumnos.

El error, el descuido siempre están a la que salta y, cuando menos te lo esperas, ¡zas! Ahí llega el Tipp-Ex a enmendar con su manto blanco tu pequeño desliz.

En la creación de correctoronline.com hemos querido homenajear al Tipp-Ex. Hemos usado un bote del clásico corrector para ilustrar los 4 pasos del proceso de contratación de nuestros servicios profesionales de corrección. Esperamos que sean de vuestro gusto.

Hay 1 opinion

  • Mireya dice:

    Muy interesante el proyecto, cuando lo pongan en práctica, quizás necesiten colaboración, soy profesora de Lengua Española y me gustaría ganar algún dinero extra.

Deja un comentario