Dime qué acento tienes y te digo de dónde eres

Hoy, en la sección cultural del periódico El País en la web, encontramos un divertido juego en el que hay que adivinar de qué parte de España es la persona que habla y, todo ello, por el acento.

¿Sabes cómo se habla en España? Si quieres pasar un rato divertido, ya sabes a qué puedes jugar.

España

 

www.correctoronline.com

Corregimos textos, no personas.

¡Feliz Día del Libro y gratas lecturas!

Como todo 23 de abril se conmemora el Día Mundial del Libro y los Derechos de Autor, que como sabemos tiene su origen en la coincidencia en las fechas de las muertes de Cervantes, Shakespeare e Inca Garcilaso de la Vega, ocurridas un día como hoy de 1616.

Leer es importante para el desarrollo de la creatividad y la mejora de la escritura y el vocabulario, pero sobre todo para viajar a lugares desconocidos, explorar mundos maravillosos y conocer a seres y personajes fascinantes sin moverte de tu rincón de lectura preferido.

Sin despreciar a los grandes autores como Cervantes, Shakespeare o Inca Garcilaso de la Vega, desde aquí os proponemos otras lecturas igual de interesantes. Para quienes les guste aprender cosas nuevas de manera amena y divertida les proponemos Una breve historia de casi todo de Bill Bryson; para los amantes de los cómics y la Historia, la novela gráfica Maus de Art Spiegelman, ganadora del Premio Pulitzer y para los devoradores de libros el fresco relato de Firmin del autor Sam Savage. 

 

Una breve historia de casi todo

MausFirmin

 

Y para no olvidar a los más pequeños de la casa, aquí van algunos libros que pueden disfrutar solos o en familia y que harán las delicias de grandes y pequeños. En primer lugar, Cuentos silenciosos de Benjamin Lacombe, una auténtica obra maestra que recoge en hermosas ilustraciones sin palabras los grandes clásicos infantiles; en segundo lugar, El topo que quería saber quién se había hecho aquello en su cabeza de Werner Holzwarth y Wolf Erlbruch, un irreverente libro que habla sin prejuicios de algo tan natural como la caca y, para terminar, os dejamos un libro para disfrutar con los abuelos y dibujar, jugar, colorear, recordar, conocer, saborear,… como es Este libro es de mi abuelo (que también está en versión femenina: Este libro es de mi abuela) de los autores Jaume Copons y Liliana Fortuny.

 

Cuentos silenciosos

 

El topo que quería saber quién se había hecho aquello en su cabezaEste libro es de mi abuelo

¡Feliz Día del Libro y gratas lecturas!

 

www.correctoronline.com

Corregimos textos, no personas

Feliz Día de la Tierra en cualquiera de sus acepciones

Para celebrar este año el Día de la Tierra os proponemos recordar cómo han de escribirse los nombres de los planetas, según las normas vigentes.

Según la RAE, se escriben con mayúscula “los nombres de galaxias, constelaciones, estrellas, planetas y satélites”; sol y luna solo se escriben “con mayúscula inicial en textos científicos de temática astronómica” y el vocablo tierra “se escribe con mayúscula cuando designa el planeta”.

Desde correctoronline os deseamos que disfrutéis de la Tierra todos los días, también cuando escribáis sobre ella (en cualquiera de sus acepciones).

 

Día de la Tierra

 

www.correctoronline.com

Corregimos textos, no personas

Lápiz, lapicero y familia

Cada año para la escuela y, más tarde, para el instituto tocaba comprar el material escolar.

Nunca dudé que al comprar un lápiz me daban exactamente lo que pedía: un cilindro o prisma de madera, que podía variar de color en su aspecto externo, con una barra de grafito dentro que usaba normalmente en las clases de dibujo o matemáticas y también, para que negarlo, agujerear con su afilada punta alguna que otra goma de borrar.

Al llegar a la facultad la cosa cambió y la mezcla de tradiciones y vocablos de las diferentes regiones se hizo patente. ¡Y de qué forma! En algunas ocasiones y con determinadas palabras llegué a creer que no habría consenso o entendimiento posible, pero tras la tormenta llega la calma y tras varias risas y algún repaso al diccionario, la solución al conflicto lingüístico.

Así, de la mano de un compañero asturiano y una chica vallisoletana descubrí que al lápiz se le puede llamar lapicero y que éste último no solo sirve para almacenar lápices.

No solo gané amigos, también amplié mi vocabulario.

 

Lápices o lapiceros

www.correctoronline.com

Corregimos textos, no personas

Descubriendo nuevas palabras: herrete

Gracias a los dibujos animados Phineas and Ferb, además de unas cuantas risas aseguradas, puedes tener la suerte de descubrir nuevas palabras. En el segundo capítulo de la segunda temporada, llamado “Tip of the day” (“La palabra del día” en su versión en castellano), los protagonistas investigan cómo se llama la punta rígida de los cordones de los zapatos. Así descubren, y descubro, la palabra herrete

Como dice el refrán: “Nunca te acostarás sin saber una cosa más”.

Herretes

 

www.correctoronline.com

Corregimos textos, no personas

Breve apunte sobre etcétera

La palabra etcétera (y lo demás) se utiliza en ocasiones mal. El uso y el abuso de la expresión “y etc.” se ha extendido y ha terminado convirtiéndose en algo normal; sin embargo, no es correcta ya que el “et” de etcétera ya significa la copulativa “y”, por lo que sería una redundancia.

Etcetera

www.correctoronline.com

Corregimos textos, no personas

Palabras que nos traban la lengua

Como madre de una niña de cuatro años y un bebé de uno, es frecuente que en conversaciones con otros padres o familiares surja el tema de los primeros pasos. Dejando fuera de este texto la pelea por saber quién fue el primero en soltarse de la mano y echar a andar, es curioso que la forma verbal andó gane la carrera a anduvo. La forma correcta del pretérito de indicativo del verbo andar es una de esas palabras en peligro de extinción y, lo que más sorprende, es que la incorrecta (andó) está aceptada socialmente y no se vea, ni se sienta, ni se sorprenda nadie o casi nadie al escucharla. Alguno mirará, a lo sumo, hacia algún lado con los ojos entornados intentando recordar, pero al no recibir señal alguna de aprobación o reprobación aceptará lo cotidiano como normal y correcto.

No solo se nos traba la lengua al “andar”, ya que son muchas las palabras que nos juegan malas pasadas a la hora de pronunciarlas o escribirlas y no siempre se tiene a mano un diccionario al que consultar. Hace algunos años, una encuesta realizada en la página web SpinVox revelaba las palabras más difíciles de pronunciar para los españoles. Entre ellas estaban: veniste, transtorno, idiosincracia, zarpullido, esparatrapo, fuertísimo, torticulis o restrincción (las formas correctas de todas ellas son: viniste, trastorno, idiosincrasia, sarpullido, esparadrapo, fortísimo, tortícolis y restricción). Dentro de la encuesta se leía que el 47% de los encuestados sentía vergüenza cuando no podía pronunciar una palabra, uno de cada cinco se sentía incómodo si era su pareja la que tenía problemas de dicción y la mitad evitaba usar palabras que le resultaran complicadas de pronunciar para no parecer estúpidos.

 

No hay espejo que mejor refleje la imagen del hombre que sus palabras. 

Juan Luis Vives (1492-1540), humanista y filósofo español.

 

Anduvo: 3ª persona del singular del pretérito perfecto simple del verbo andar.

www.correctoronline.com

Corregimos textos, no personas

Un poco de humor: la mala ortografía puede ser letal

La mala ortografia puede ser letal                                                                                   Blog Mestre a casa, de Ignacio Hernández Andreu

Nada mejor para refrescar este veraniego lunes de julio que un poco de “humor ortográfico”, de la mano de Ignacio Hernández Andreu. ¡Qué lo disfrutéis!

 

www.correctoronline.com

Corregimos textos, no personas

 

 

 

 

 

 

 

Para títulos, autores

Antes de tener la suficiente independencia económica y la libertad de movimiento y toma de decisiones que da la edad, leía lo que encontraba por casa, en la biblioteca o en las mesillas de los hoteles (normalmente Biblias, menús y fichas de lavandería). Mis padres me inculcaron desde pequeña el amor a la lectura (al principio bajo supervisión paterna y con horario de inicio y fin), hasta que ese amor llegó a convertirse en ocasiones en una necesidad o dependencia. Lo cierto es que en mis inicios nunca me salí de los títulos que mis padres escogieron como los más adecuados y obligatorios que debían aparecer en mi “haber literario”.

Cuando en la universidad pisé por primera vez, sola y con necesidad de palabras, una librería descubrí una afición nueva (si alguien quiere llamarlo así): comprar libros por el título, sea político o literariamente correcto, obligatorios a mi edad o a cualquier otra o incluidos en la lista sagrada de autores universales que has de saber como la lista de los Reyes Godos (que dicho sea de paso, yo nunca estudié en el colegio). Así, conocí asombrosos autores como Boris Vian o Saki y libros de autores conocidos de los que había leído solo el libro memorable, aquel sobre el que hablan todos y muchos no han leído. Para mí, obras maestras son “La historia del Señor Sommer” de Patrick Süskind y no “El Perfume” o la menos conocida “Historia de una gaviota y del gato que le enseñó a volar” de Luis Sepúlveda.

Para gustos, colores y para títulos, autores; lo cierto es que cada libro es un mundo nuevo por descubrir y que, para bien o para mal, siempre merece la pena adentrarse en él.

 

Libros

www.correctoronline.com

Corregimos textos, no personas

El purismo

No soy muy flamenco, pero me sorprenden las polémicas que surgen sobre este arte. Fue en ese contexto donde escuché por primera vez la palabra “puristas”. Aquellos que buscan conservar la esencia que define el arte y no aceptan nuevas interpretaciones ni fusiones con otras músicas. El flamenco es flamenco y no puede ser otra cosa que no sea flamenco.

Con la lengua pasa algo parecido. Hay personas que se encienden muy rápido cuando se usan palabras poco habituales o fuera de su contexto. Azotan su látigo con su expresión: “así no se dice, se dice: asá“. Ignoran los puristas que nada más heterodoxo que el lenguaje. Los propios académicos reconocen que van un paso por detrás de los hablantes. Que las lenguas son seres vivos que evolucionan y que es imposible detener el empuje del hablante. Ignoran, además, que el español es una lengua hablada en un montón de países con sus contextos culturales diferentes. Por tanto, hay que ser menos cerrado de mollera y darse cuenta de que uno no es la medida de todas las cosas. Mi forma de expresarme no es, per sé, la única correcta. Hay muchas maneras de decir lo mismo sin, por ello, estar errado o atentar contra la pureza de la lengua.

Sirva para ilustrar este purismo la polémica surgida en torno a esta gráfica publicada en “Redactores publicitarios“:

lamberPincha para ampliar.

La gente se ríe, se ofende, se burla porque un autor ha preferido usar un término que ellos desconocen o no usan.  Como el purista se cree la medida de todas las cosas ataca con fiereza al que se sale de su norma. Tal es así que Redactores publicitarios ha tenido que poner que lamber significa lamer.

Que algo esté en desuso en unas zonas no quiere decir que en otras pueda seguir plenamente vigente. Según la propia RAE sigue vigente en Uruguay y México para la acepción que le da el propio autor: la de adular. La definición de lamer en la RAE no hace referencia alguna a esa acepción de peloteo. Así que, ¡calmad las aguas, puristas de vuestro lenguaje!

Definiciones:

Lamber:

 1. tr. desus. lamer. U. en Canarias, Extremadura, León, Salamanca y América.

 2. tr. Méx. y Ur. adular (‖ hacer o decir lo que se cree que puede agradar).

Lamer:

 1. tr. Pasar la lengua por la superficie de algo. U. t. c. prnl.

2. tr. Rozar blanda y suavemente algo al pasar por ello. El arroyo lame las arenas.

 –

En correctoronline.com corregimos textos, no personas.

Articulos antiguos »